cienciamx //
estas leyendo...
Interés general

Drogas adictivas

Nuestro país, México, se encuentra sumido en una brutal guerra sustentada en la “noble” causa (según reza la campaña presidencial) de alejar las drogas de nuestros hijos. Sin embargo, como es común en nuestra nación la desinformación sobre el tema de las drogas es tal que incluso la frasecita de “alejar las drogas de tus hijos” resulta patética. Dicha desinformación genera no sólo una visión distorsionada de lo que la palabra “DROGA” significa, sino también alimenta la satanización o exclusión de todo aquel considerado drogadicto.

¿Qué es una droga?

Para iniciarnos en el tema, lo primero que deberíamos de saber es ¿qué son las drogas? Una droga es toda sustancia que es introducida al cuerpo y altera las funciones normales del organismo, y que directa o indirectamente sirve para la elaboración de medicamentos. Después de leer esto es evidente que bajo la definición de droga y hablando claro y fuerte: todos somos consumidores de drogas. Tal vez una de las drogas más socorridas por todos los citadinos sea la aspirina, la sal de uvas, el Pepto Bismol, antigripales, el jarabe para la tos y un largo etcétera.

En todos los casos, los medicamentos o drogas tienen efectos secundarios, algunos de ellos más perjudiciales que otros. Sin embargo su uso se justifica por la obtención de un resultado más benéfico que perjudicial.

En algunos casos los medicamentos tienen efectos realmente nocivos, sin embargo aún así son utilizados a falta de una mejor opción para el tratamiento de una enfermedad, que de lo contario conllevaría a la muerte del paciente. El problema de las drogas, aunque pareciera absurdo, no son las drogas en sí, si no la adicción que algunas de éstas (legales e ilegales) generan en algunas personas.

¿Qué son las drogas adictivas?

Una adicción es definida comúnmente como: la pérdida de control y consumo compulsivo de alguna sustancia pese a las consecuencias negativas de la misma. Aquí nuevamente muchos podríamos caer dentro de la definición de “adicto”. Pero hablando de drogas, una droga adictiva es aquella que podría generar adicción. Y la pregunta que todos nos haríamos es ¿cuáles son las drogas consideradas adictivas?, pues son aquellas que las autoridades de salud denominan drogas de abuso como; el alcohol, la nicotina, los inhalables, las anfetaminas, por mencionar algunas.

Lo terrible en este asunto, es que pese al sin fin de guerras por las drogas, la penalización por el consumo de algunas drogas así como las campañas de prevención, poco se sabe del porqué de su efecto adictivo. En relación a ello, una publicación de Christian Lüscher and Mark Ungles proponen una clasificación de drogas de abuso basada en una característica que todas tienen en común. Todas estas drogas de alguna forma comparten como efecto inicial incrementar los niveles de la hormona dopamina, hormona a la que se considera responsable del efecto adictivo de dichas drogas.

La clasificación propuesta es la siguiente:

Los opioidesLos CannabinoidesHidroxibutirato (GHB)LSD

Mescalina

Actúan sobre receptores acoplados a proteínas G
NicotinaAlcoholBenzodiacepinas Actúan sobre receptores ionotrópicos y canales iónicos
CocaínaAnfetaminasÉxtasisEntre otras… Actúan sobre transportadores de aminas biogénicas

De acuerdo con los datos, todas estas drogas incrementan los niveles de dopamina pese a que actúan a través de vías distintas o diferentes receptores en células neuronales. Pero la pregunta aquí es, ¿por qué la dopamina podría ser la responsable de los efectos adictivos de diversas drogas?

¿Qué es la dopamina?

Antes de platicarles los efectos adictivos que se le atribuyen a la dopamina, vamos a conocer a esta hormona. La dopamina es un importante neurotransmisor (sustancias que transmite información entre una neurona y otra) que se produce en varias zonas del cerebro.

Dentro de las funciones o aspectos que la dopamina regula se encuentran el comportamiento, la cognición (capacidad de procesar información), el movimiento voluntario, la motivación, el castigo, la recompensa, es un inhibidor de la producción de prolactina (que participa en la lactancia y satisfacción sexual), en el sueño, en la memoria y en el aprendizaje.

En relación a esto, existe la hipótesis de que la dopamina regula el aprendizaje o la conducta con base en señales de recompensa o placenteros. Es decir, se sugiere que la dopamina proporciona una señal de aprendizaje en ciertas partes del cerebro responsables por la adquisición de nuevos comportamientos.

¿Cómo se regula la dopamina?

Para poder entender cómo las drogas regulan a la dopamina, vamos a darnos una vuelta a la vía de regulación de la dopamina. Una vez sintetizada la dopamina ésta se empaqueta en vesículas, las cuales son liberadas en la sinapsis (la zona de unión entre neuronas) a través de diversos mecanismos: 1) cuando llega un impulso nervioso o 2) cuando se activa un receptor (a grandes rasgos). Una vez liberada la dopamina ésta se une a sus receptores y ejerce las funciones antes mencionadas.

El impacto en las funciones reguladas por la dopamina depende tanto de los niveles de esta hormona así como de la zona del cerebro en la cual es liberada. Así que un aspecto importante en su regulación es la inactivación o la degradación de la dopamina para así controlar sus efectos. Los niveles de dopamina se regulan mediante dos mecanismos principales: a su recaptura por parte de las neuronas o su degradación enzimática.

Debido a que los estudios apuntan a que la adicción en las drogas de abuso puede explicarse en parte por que todas incrementan los niveles de dopamina, ¿cómo podrían estas drogas incrementar sus niveles? Un mecanismo sería: a) activar a los receptores que inducen la liberación de la dopamina, b) activar a los receptores que regulan los impulsos nerviosos o c) inhibiendo su degradación o recaptura.

De acuerdo a los datos, la morfina y los opiodes inducen una fuerte liberación de dopamina a través de activar receptores acoplados a proteínas G (un tipo de proteínas que regulan la comunicación entre las células). Aquí ya empieza a tener un poco más de sentido la clasificación de drogas anterior. En el caso de la cocaína, ésta incrementa los niveles de dopamina bloqueando o impidiendo la recaptura de la dopamina por las neuronas, permitiendo que niveles elevados de dopamina se mantengan en la sinapsis o entre las neuronas. En el caso de las anfetaminas, éstas son reconocidas por una clase de receptores que las introducen al interior de las neuronas. Una vez dentro, este tipo de drogas inducen cambios en la señal eléctrica  neuronal lo cual provoca la liberación de la dopamina.

La regulación, tanto de la producción como de los niveles de dopamina, al parecer no sólo es importante en el asunto de la adicción a las drogas, pues se ha propuesto que una gran variedad de trastornos neurológicos y neuropsiquiátricos (como la esquizofrenia, el déficit de atención, la hiperactividad, transtornos obsesivos-compulsivos, la enfermedad de Parkinson y otros), son ocasionados en parte por una deteriorada señalización de la dopamina (James A. Bibb, 2005. Cell).

Al parecer, las drogas adictivas mejoran el funcionamiento del sistema de recompensa, que involucra a ciertas partes del cerebro que a su vez regulan el comportamiento y los efectos placenteros. Así la dopamina es comúnmente asociada a este sistema y se piensa que es la responsable de la sensación de placer y la motivación para que una persona realice ciertas actividades. Algunas drogas (opiáceos) adictivas generan tolerancia a los efectos de euforia cuando son utilizadas de forma crónica, lo cual implica que el uso de la droga termina convirtiéndose en una forma de mantener niveles de euforia normales.

Existen variaciones genéticas asociadas a una mayor vulnerabilidad a la adicción a ciertas drogas, sin embargo los factores ambientales como el estrés y la derrota social también alteran los mecanismos de recompensa del cerebro.

Así, se cree que la drogadicción ocurre cuando las personas transitan de un uso recreativo a un uso impulsivo-compulsivo habitual, debido en parte a que se ha modificado el sistema de la dopamina y de otros neurotransmisores.

Un aspecto muy importante de la drogadicción es la denominada serie de desencadenantes de deseo y recaída a las drogas:  a) re-exposición a la droga, b) el estrés y b) la re-exposición a las señales ambientales (personas, lugares etc.) que modifican este sistema de recompensa.

Después de asomarnos un poco al mundo de las adicciones, pareciera que no existe mejor forma de evitar una adición a éstas drogas que procurar una calidad de vida aceptable para la población general del un país.

Por esto considero fundamental que los gobiernos realicen las investigaciones necesarias sobre las causas de un problema social y de salud tan importante como es la adicción a las drogas, y que los funcionarios encargados de desarrollar e implementar las políticas anti-drogas estén plenamente informados y conscientes de lo que dichas políticas implican. De lo contrario, creo firmemente que las luchas o guerras en contra de las drogas que realicen los gobiernos estarán destinadas al fracaso.

Enlaces de interés sobre este tema:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1635740/pdf/pmed.0030437.pdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3088378/pdf/wjem12_1p0077.pdf

http://content.karger.com/ProdukteDB/produkte.asp?Aktion=ShowFreePage&ArtikelNr=000324065&Ausgabe=0&ProduktNr=254889&filefp=000324065fp.pdf

http://www.sciencedirect.com/science?_ob=MImg&_imagekey=B6WSN-4GRH1R2-4-1&_cdi=7051&_user=10&_pii=S009286740500704X&_origin=gateway&_coverDate=…

About these ads

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores

junio 2011
L M X J V S D
« may   jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: